Galletas de queso cheddar

Comenzamos la semana con unas sabrosas galletas de queso cheddar inspiradas en la receta que la fabulosa Joy the Baker subió a su blog hace unos días. Como no pudimos encontrar un queso cheddar muy sharp, es decir, con un sabor más punzante, lo que hicimos fue ponerle a la masa más ajo, más pimentón y más de todo en realidad. Y a toda la masa, no solo a la mitad, como hace ella.

El resultado son unas galletitas muy sabrosas que nosotros devoramos untadas en una mezcla de queso cremoso a las finas hierbas y yogur natural de soja. Pero vaya, que solas también están deliciosas.

Ingredientes de galletas de queso cheddar (para unas 55 galletitas)

  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal en pomada
  • 225 gr de queso cheddar
  • 1 pellizco de sal
  • 1 pellizco de pimienta
  • 1 taza de harina
  • 1 cucharada de agua fría
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1/2 cucharada de pimentón picante
  • 1/2 cucharada de salsa picante, tipo Tabasco

Elaboración de las galletas de queso cheddar

  • En un cuenco grande ponemos la mantequilla y sobre ella rallamos el queso cheddar muy fino. Añadimos la sal y la pimienta y mezclamos con una lengua de silicona.
  • Añadimos poco a poco la harina, tamizada, y vamos trabajando la masa con las manos hasta conseguir una bola de masa. Entonces añadimos una cucharada de agua fría, no más, porque lo que queremos es que la masa quede húmeda, no encharcada.
  • Ahora aplastamos un poco la bola de masa y le echamos encima el ajo en polvo, el pimentón dulce, el picante y la salsa picante, y trabajamos la masa sobre una superficie (no hace falta enharinarla porque la masa tiene suficiente grasa como para que no se pegue) hasta que todas las especias hayan quedado bien incorporadas y repartidas en la masa.
  • Una vez hecho esto, envolvemos la bola de masa en papel film transparente y dejamos que repose en la nevera durante 1 hora.
  • Una vez transcurrido el tiempo, precalentamos el horno a 180ºC.
  • Después, dividimos la bola de masa en dos y, con la ayuda de un rodillo, extendemos cada una de las partes sobre la encimera bien limpia, hasta conseguir una placa de masa tan fina como el canto de un euro. Con un molde y cortapastas redondo, vamos haciendo las galletitas. Es muy importante hacerles un agujero en medio que traspase toda la masa para que al hornearlas no se hinchen y se queden huecas.
  • Vamos pasando nuestras futuras galletitas de queso a una bandeja de horno forrada con papel vegetal, y las vamos horneando,  por tandas, de 13 a 15 minutos por cada tanda.
  • Dejamos que se enfríen durante una media hora y entonces ya estarán listas para ser devoradas.
  • Una cosa, si no os gusta el picante, por supuesto podéis pasar de él doblando la cantidad de pimentón dulce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *