Receta galletas de avena

Hoy traemos esta deliciosa receta de galletas de avena que como ya sabéis no incluyen nada de mantequilla la cual sustituimos por aceite de girasol que es mucho mas saludable. Otra de las características saludables de esta receta de galletas de avena es que los copos de avena le aportan muchas vitaminas y fibra a las galletas, lo que hace que estas galletas sean ademas de riquísimas muy saludables.

Ingredientes para las galletas de avena y chips de chocolate

( Unas  25 galletas aproximadamente)

½ cup (60 gr.) de harina de trigo
¼ teaspoon de bicarbonato sódico
¼ teaspoon de sal
¼ teaspoon de canela de Ceilán molida
1 ¾ cups (160 gr.) de copos de avena rápidos
70 gr. de chips de chocolate negro
½ cup(120 ml.) de aceite de girasol
½ cup(100 gr.) de azúcar moreno integral
1 huevo mediano
½ teaspoon de extracto natural de vainilla

Proceso de las galletas de Avena con chips de chocolate

  • Empezamos precalentando el horno a 18º C. Cubrimos una bandeja de nuestro horno con papel para hornear.
  • Tamizamos la harina en un bol, el bicarbonato, la canela y la sal y a continuación añadimos los copos y los chips de chocolate y los mezclamos bien para luego reservar.
  • En un bol mas grande que el anterior mezclamos el azúcar, el aceite, el huevo y el extracto de vainilla para conseguir una mezcla homogénea. Vertemos el contenido del bol (el que lleva la harina, copos, etc.) y mezclamos todo hasta conseguir una masa compacta.
  • Ponemos un tablespoon de masa por galleta encima de nuestra bandeja, lo aplastamos bien hasta conseguir un grosor de 0,5 cm. mas o menos y dejamos un poco de distancia entre las galletas. Horneamos durante 10 minutos o hasta que veamos que las galletas se doran por los bordes. Al terminar sacamos las galletas del horno y las dejamos enfriar durante al menos 5 min. en la bandeja antes de pasarlas a la rejilla para que se enfríen. Y repetiremos la operación con la masa que todavía nos queda.
  • Y ya esta, ya tenemos nuestras galletas de avena con chips de chocolate y bien no las comemos o las guardamos en nuestro recipiente (que sea hermético) y las podremos disfrutar durante unos diez días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *