Receta de galletas de jengibre

galletas de jengibre, la receta

Las galletas de jengibre son todo un clásico en Navidad. Normalmente se suelen hacer con formas navideñas características como de árbol de navidad, de estrella, de abeto, de corazón… sin embargo, no hace falta que esperemos al periodo navideño para hacer la receta, si no que la podemos llevar a cabo en cualquier momento del año.
Existen muchas recetas de galleta de jengibre, por lo nosotros nos hemos decantado por una de las más simples.

Ingredientes que te harán falta

Para la masa

  • 260 gramos de harina.
  • 150 gramos de mantequilla.
  • 6 gr de bicarbonato de sodio.
  • 100 gramos de azúcar moreno.
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo y otra de canela en polvo.
  • Un poco de sal.
  • Un huevo.

Para decorar

Para decorar las galletas de gengibre  necesitaremos la clara de un huevo, 100 gramos de azúcar glas, el zumo de medio limón, colorante y chocolate para cubrir.

Elaboración de la receta

1) Empezamos mezclando la harina en un blog, añadimos la cucharadita de canela, la de jengibre, el bicarbonato, la sal y el azúcar moreno. Mezclamos todo y agregamos el huevo. A continuación introducimos la mantequilla después de meterla unos segundos al microondas. Mezclamos todos hasta conseguir una masa que esté homogénea.

2) Colocamos harina en una superficie que esté lisa y extendemos la masa encima. Usamos un rodillo para extenderla hasta logra que tenga, más o menos, medio centímetro de espesor.

3) El tercer paso consiste en cortar la masa de la manera en la que queramos, con la forma que nos gustaría. Existen algunos moldes especiales que pueden cortarla con nosotros; así no nos tendremos que complicar la vida.

4) Precalentamos el horno a una temperatura de 180ºC y las introducimos hasta que tengan un aspecto durado. Dejamos enfrían antes de comerlas.

5) Para la decoración vamos a batir la clara hasta que llegue a punto de nieve y le agregaremos poco a poco el azúcar glass, así como unas pequeñas gotas de zumo de limón. Si queremos darle un color especial, podemos usar el colorante que queramos.

6) Fundimos el chocolate al baño maría y lo extendemos por encima de las galletas.

7) Decoramos con el glaseado y ya tendremos listas unas galletas de jengibre.

Importante: Las galletas deben de enfriarse por completo para que no queden demasiado blandas y se puedan llegar a deshacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *